El proceso terapéutico es distinto en cada sesión.

La intensidad vibratoria que se genera en cada persona, depende fundamentalmente de la respuesta a sondeos energéticos que se realizan al comienzo de cada tratamiento.

Aquí se determina en que dimensión y profundidad se realiza este proceso de sincronización.

En esta etapa se alcanzan siete niveles vibratorios generando un trabajo en cuarta y quinta dimensión, previo desarrollo de reestructuración de ADN en planos más físicos.

El grado de apertura e impacto vivencial que genera cada sesión es único debido a que cada proceso de alineación efectuado repercute en todos los planos de existencia de la persona.



Sesión

De 45 a 60 minutos

Beneficios de Tameana

Balance neurológico, equilibrio de ambos hemisferios cerebrales

Relajación del cuerpo completo.

Activación del funcionamiento en los órganos y sistemas.

Eliminación de estrés.

Liberación de angustia, depresión y fijaciones nocivas.

Desbloqueo emocional.

Incremento de energía y vitalidad, ayudando a restablecer una mejor calidad en salud y bienestar.